29/11/09

O fue al revés ?

“Gardel Buenos Aires”
-------------------------------------------------------------------------------------
MAGAZINE ELECTRONICO No.11. Diciembre 2005
“Gardel Buenos Aires”
Registro de la Propiedad Intelectual en trámite
-------------------------------------------------------------------------------------
Publicación electrónica mensual y gratuita de www.gardelbiografia.com.ar (Julián Barsky, coord.) destinada a la difusión e intercambio de novedades y comentarios vinculados a la vida de Carlos Gardel y a la cultura de Buenos Aires.
Julián Barsky es autor, junto con Osvaldo Barsky, del libro “Gardel la biografía” (Editorial Taurus, 2004) y coautor con Diego Gassi del libro “Serú Girán el retorno” (Fama Ediciones, 1991). Asimismo, es miembro estable del Coro de Cámara de la Municipalidad de Morón y docente del área de música en diversas instituciones privadas.
-------------------------------------------------------------------------------------
ESTE NÚMERO:

Humor: De Gardel y otras yerbas: ¿Quién lo dijo?
Editorial: Felices Fiestas
Noticias: Gardel en el Goethe - Tango en España - “Las del Abasto”, de gira
Nueva sección: Correo de preguntas
Internet: Sitios de Tango.
El tango hoy: El bandoneón vuelve a vivir
Teatro y algo más... (por Rosca Pollaca)
Cartelera teatral
El espacio del suscriptor: Cine: “Tiempo de valientes” (por Tito Carril)
“Mi noche triste y el bambuco Rosa” (por Guada Aballe)
-------------------------------------------------------------------------------------
El tema en cuestión

MI NOCHE TRISTE Y EL BAMBUCO ROSA (por Guada Aballe)

¿Fue el tango “Mi noche triste” un plagio del bambuco colombiano “Rosa”? ¿Cuál es el origen de esa historia?
El problema lo inició la revista Sintonía en septiembre de 1934, cuando publicó que “Mi noche triste” era un plagio del bambuco “Rosa” de Ángel Sánchez Carreño. La revista decía que ese bambuco fue editado por Anselmo López&Cía (Obispo 127, La Habana, Cuba) y que había tenido el primer premio en el concurso de bailes realizado en el Magic City de París, en enero de 1914.
Sintonía decía que el bambuco estaba escrito en compás de 6x8, y que “Mi noche triste” tenía el compás cambiado a 2x4 pero la música era la misma, sin mover una nota. Publicaron la letra del bambuco como la siguiente

Sin motivo me dejaste/ en lo mejor de mi vida
dejándome el alma herida/ y espina en el corazón.
Sabiendo que te quería/ que tú eras mi alegría
y mi sueño abrasador.
Para mí ya no hay consuelo/ y por eso me encurdelo
pa´ olvidarme de tu amor.

Cuando voy solo a mi cuarto/ lo encuentro desarreglado
todo triste, abandonado / me dan ganas de llorar.
Y me paso largo rato/ contemplando tu retrato
pa´ poderme consolar.

De noche cuando me acuesto/ no puedo cerrar la puerta
porque dejándola abierta/ me hago ilusión que volvéis.
Siempre llevo bizcochitos/ pa´ tomar con matecitos
como si estuviérais vos.
Y si viérais la catrera/ cómo se pone cabrera
cuando no nos ve a los dos.

Ya no hay en el tocador/ aquellos lindos frasquitos
adornados con lacitos/ todos de un mismo color.
Y el espejo está empañado/ pues parece que ha llorado
por la ausencia de tu amor.

La guitarra en el ropero/ todavía está colgada
nadie en ella dice nada/ ni hace sus cuerdas vibrar.
Y la lámpara del cuarto/ también tu ausencia ha sentido,
porque la luz no ha querido/ mi triste noche alumbrar.

El problema estaba echado sobre la mesa. Y no terminó allí, erigiéndose la revista en árbitro y juez del problema, veamos como se desarrollaron los acontecimientos:
Dijeron que los había visitado el músico cubano autor del bambuco después que ellos tocaron el tema y que el músico había afirmado haber escrito esa música en el año 1914, dedicándoselo a Rosa Yvars cuyo retrato figuraba en la edición para piano y canto escrita en tono do menor y en tiempo de 6/8, pero que la letra era otra. Y que era cierto que había ganado el primer premio en el Concurso Internacional mencionado anteriormente, en enero de 1914. Ahora bien, sostenía que la letra original era la siguiente:

Por quererte locamente/ De España me desterraron villanamente
me ataron sin motivo ni razón/ comprada la policía
que por poco se vendía/ y el mismo gobernador
que metió en la prisión/ privándole al corazón
la inmensidad de tu amor/ el ricacho que tenías
de rabia su oro gastó/ mi juventud arruinó
con infamia y con crueldad/ y en su rabia de salvaje
me dejó sin equipaje/ y a mi tierra me mandó.
Triste situación la mía/ solo en la celda llorar
ni en ella puedo olvidar/ lo que te idolatro Rosa
cuando oigo de las olas/ ese suave murmurar
vida, me pongo a pensar/ mi desdicha cruel a solas.

Tal era la letra original.

Pero en la partitura que había mostrado Sintonía la primera vez que tocó el tema, habían colocado la otra, similar a nuestro tango. La revista explicaba así el entuerto:
Que en 1919 visitó La Habana la cupletista española María Tabau que tenía a “Mi noche triste” en su repertorio, y entonces el editor de la música lanzó una nueva edición del bambuco “Rosa” acoplándole la letra porteña sin excluir la original y sin avisar a Sánchez Carreño el autor del bambuco.

Viéndose envuelto en el lío, Ángel Sánchez Carreño envió una carta a Francisco Lomuto, presidente del Círculo de Autores y Compositores de Música con fecha 18 de octubre de 1934, diciendo que era ajeno a la publicación aludida, que se había dado a luz el asunto sin haber sido consultado al respecto, que le constaba que en tango “Mi noche triste” había sido publicado en 1915 y que su obra “Rosa” había sido editada en Cuba en 1914, pero la melodía suya no era conocida en Buenos Aires cuando se publicó el tango, lo que descartaba toda posibilidad de plagio y si bien había similitud ello era cosa que ocurría frecuentemente, y que la letra de Contursi había sido adaptada a su bambuco sin su consentimiento.

Pero Sintonía siguió con lo mismo, ironizó la carta de Sánchez Carreño diciendo que en 1914 los vapores nos ponían en contacto con los cubanos dos veces por mes y que el bambuco pudo llegar aquí a los veinte días de ser publicado actuando tal vez como fuente de inspiración.
-------------------------------------------------------------------------------------
Agradecimiento especial a nuestro amigo Daniel Araque por habernos enviado el enlace que nos permitió acceder a esta nota

No hay comentarios.:

Publicar un comentario